El servicio técnico de Commodore en España y sus herramientas de trabajo:
El microscopio de taller

 

Microscopio recomendado por Commodore para las reparaciones. En esta foto, con la placa de un Amiga 500

Hoy en día estamos muy acostumbrados a los servicios técnicos y a una innumerable cantidad de herramientas y accesorios para la reparación, sobre todo en la electrónica. Pero cuando la tecnología del usb no existía, las lupas de trabajo eran una obligación y la reparación electrónica exigía pulso. Había que ser ingenioso, justo lo que “Commodore Business Machines” pensaba.

En la década de los 80, pero sobre todo de los 90. Los servicios técnicos tenían mucha vida y mucho trabajo, pero por desgracia hoy en día para los “bienes de consumo habituales” se han perdido. Retomando el pasado, Commodore ayudaba a mejorar su asistencia en las reparaciones, como así nos ha enseñado Ágel Fernandez, antiguo técnico de Commodore en España, cuyos conocimientos aplicaba para poner en marcha, reparar o recuperar cualquiera de los equipos de Commodore, pero especialmente los de Amiga.

La verdad que tuvimos la suerte de contactar con él, pues trabajo para Commodore España en Alicante y según nos cuenta el mismo, estuvo haciendo puestas en marcha y reparaciones de Amigas 3000 y 4000 por toda España (entre otros servicios), incluso cuando Commodore oficialmente dejó de existir.

En este pequeño artículo, os queremos dejar una de sus historias (prometemos que no será la única), en la que el mismo nos cuenta de su puño y letra la llegada de un sistema exclusivo para reparación de los equipos de Commodore: El microscopio de taller ofrecido por Commodore a los S.A.T. (Actualmente en su propiedad)

 

 

 

 

Sobre el año 1992, un año excelente para mi, cuando el amiga 500, 500+ , 2000 y 3000, llevaban en el mercado unos cuantos años, llegaron a nuestras manos, unos modelos de commodore amiga, que en cuanto a tecnología superaba a los demás, pero prácticamente muy parecidos, solo lo mas destacable Arquitectura Gráfica Avanzada (AGA), estos modelos eran, el amiga 1200, 4000 y CD32, estas máquinas, utilizaban chips smd, siendo los componentes muy pequeños.

Buscamos soluciones rápidas, ya que, se vendieron muchas unidades, después de una semana, desde Los Estados Unidos, Commodore Business Machines, nos envió un sobre, con las fotos de un artilugio , un aparato, que en esos años, el verlo, nos parecía algo altamente tecnológico, era un tipo de microscopio de bajo aumento, en el que te ampliaba lo justo y suficiente, un circuito electrónico, consistía en un soporte con base, que llevaba encima un monitor de fósforo verde de commodore, de muy buena calidad de imagen, debajo de la base de el monitor, llevaba una luz para iluminar los circuitos, justamente detrás en la misma base, llevaba un objetivo de fabricación coreana, que daba muy buena imagen, bueno, nos interesó, y lo pedimos, cuando nos llegó, y lo probamos, nos quedamos maravillados, de cómo se veían, los circuitos impresos, se podían alejar y ver más cerca, y la gran ayuda, que nos brindaba, lo usamos durante muchos años.

Cuando commodore se declara en bancarrota en 1994, siendo sus activos vendidos a diversos compradores. La línea Amiga ve sucederse los intentos por relanzarla sin ningún resultado positivo, mientras que la marca Commodore pasa por diversos propietarios hasta que la holandesa Tulip Computers se hace con los derechos,

Nuestra sede en Alicante siguió muchos años más, teniendo que hacer los pedidos a directamente a Alemania al no tener soporte desde Commodore España. Nunca olvidaré esos maravillosos años de aquella gran familia.

 

ÁNGEL FERNÁNDEZ
Antiguo técnico de COMMODORE ESPAÑA

 

Galería de fotos del microscopio utilizado en los servicios técnicos de Commodore
(Haz click en la imagen para agrandar)

 

 

(Colección de Imágenes cedidas por el propio Ángel Fernández)

 

 

Características

El kit de aumento microscópico de Commodore estaba compuesto por un monitor DM-602 de alta resolución (850 lineas) fabricado por philips, pero vendido bajo la marca Commodore. A este iba conectado una cámara “Tecnovideo CCD-3012p” con una óptica de 18-108 mm y F 2.5. que permitía un aumento de 18x en analógico. Luego todo junto iba armado con una base metálica con una lámpara para iluminar la zona de trabajo con 100W. Consiguiendo con ello una visión muy precisa de la placa a revisar. Sería algo así como los microscopios de taller de hoy en día que funcionan por usb, conectado directamente al pc para la observación. Solo que este es monocromático y ahora son todos a color.

Como curiosidad, este equipo ya venía adaptado todo a 220V. En cuanto a las conexiones electricas, aunque no lo hemos dicho antes, quedaban en el hueco que hacía a su vez de base y soporte para la cámara y la lámpara, pero con la suficiente altura entre la base y este para poder introducir un soldador cómodamente, sin que moleste nada para trabajar.

 

Por último darle las gracias desde aquí y públicamente a Ángel por contarnos una de sus historias. Ahora solo nos queda esperar a la siguiente. ¡Un abrazo compañero!

 

Publicado 13/09/2017

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

clear formSubmit