España estuvo presente en los primeros años de vida de la empresa de Jack Tramiel

 

Como muchos sabéis los inicios de Commodore nada tenía que ver con la tecnología informática. Su pasado estaba basado en la tecnología mecánica, en otras palabras, en las máquinas de escribir. Eran los primeros años de la empresa y se le le conocía como “Commodore Portable Typewriter”. Sin embargo siempre se ha supuesto que las máquinas de escribir que vendía Jack Tramiel en los inicios de Commodore no compartía ninguna relación con España. Y eso es cierto, salvo en un caso y un modelo,  la máquina de escribir de IMESA (Industria Mecanográfica S.A).

En los años 60, Commodore importaba desde Europa máquinas de escribir para venderlas en el mercado americano. Uno de los modelos que importaría fue la llamada “C85”. Un máquina de escribir cuyo diseño original es de suiza pero en 1965, Imperial Española se adjudicaría la patente y empezó a fabricarlas. Más tarde, estas fueron distribuidas por la compañía madrileña Guillermo Trúniger S.A., la cual en un periodo posterior cambiaría de nombre para llamarse  Industria Mecanográfica S.A (IMESA) con sede en Guipúzcoa.

 

La máquina de escribir “C85” (de origen español) y comercializada por Commodore 

 

La C85 era un modelo que quedaba definida dentro del grupo de las “euro-portables”. Máquinas ligeras y fáciles de transportar con diseño europeo (líneas suaves y redondeadas). Además contaba como característica especial su barra espaciadora en curva y la eliminación de la tecla “ñ” (era la adaptación al mercado internacional).  Por entonces en aquella época eran parte importante del trabajo en las oficinas y se anunciaban como las máquinas perfectas para confeccionar las liquidaciones de los seguros sociales y las letras de cambio “de una sola vez”. 

Otra máquina de esta empresa (IMESA) que en este caso si se vendió en España fue el modelo A85 y se vendía bajo la marca “Amaya” o el modelo de lujo bajo el nombre de “Florida. La A85 es la versión para el mercado nacional de la C85, su estética y acabado es el mismo salvo por el logo de la marca y al eliminación de la “ñ”. Tanto un modelo como el otro hoy en día están muy valoradas y  buscadas por los coleccionistas de las máquinas de escribir clásicas.

No obstante la pregunta que nos lleva todo esto es: ¿Cómo es posible que Jack Tramiel tuviera relación por aquel entonces con una empresa española? La respuesta no está clara y poco se sabe, pero como buen empresario suponemos que para proveerse de suministros para su empresa buscaría nuevas oportunidades de negocio entre sus contactos.

Uno de estos contactos en aquella época estaba en Checoslovaquía. País desde el que importaba gran parte de máquinas del continente europeo. Así que seguramente, el contacto de Checoslovaquía de alguna forma le llevaría indirectamente hasta España,  lugar donde procedía el modelo C85 y al que seguramente su proveedor de Checoslovaquía encontraría una buena relación precio calidad en este producto considerándolo interesante para las pretensiones de Jack Tramiel y su compañía.

En la fotografía que hemos adjuntado, a pesar de que parte de la palabra Commodore se ha perdido, se ve claramente la serigrafía típica usada en estas máquinas.  Esta serigrafía era colocada a posteriori por Commodore ya que las adquiría en el modo llamado hoy en día como “OEM” (Original Equipament Manufacturer) para colocarles luego su marca particular que poco nos recuerda a la que se conoce normalmente con la gran c como referencia.

 

 

Por lo tanto, aunque de forma muy puntual una empresa española comercializó uno de sus productos a través de Commodore en sus comienzos. Cuando la futura gran empresa mundial daba sus primeros paso en la década de los 60 y su nicho de mercado eran las máquinas de escribir, antes de empezar en la era digital. Un dato curioso y poco conocido pero al mismo tiempo muy interesante que merece la pena saber.

Para terminar os dejamos un par de documentos de la época como el anuncio del modelo Amaya o una carta comercial del fabricante español. 

 

 

 

 

Publicado 20/04/2019

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

clear formSubmit