El Quick Data Drive

 

Creo que no nos engañamos si decimos que por todos es conocido los sistemas de lectura y grabación más comunes que disponían entre otros el Commodore 64, el Commodore Vic-20, el Commodore 128, el Commodore 16, etc ¿Verdad? Pero además de las unidades de cassette y de disco, había otro dispositivo menos conocido por el gran público. Hablamos del Quick Data Drive.

 

 

El Quick Data Drive, para aquellos que no lo sepáis es otro periférico de lectura y grabación de datos desarrollado para Commodore 64 y Vic-20. Donde su principal ventaja respecto a las unidades clásicas como el cassette o el disco es su capacidad de almacenamiento masivo y su velocidad de lectura.Quick Data Drive - Commodore

 

El Quick Data Drive, salió al mercado en el año 1984. fabricado por empresas como “Phonemark”, “Entrepo” y “Ncs”. Su precio original de venta en el momento del lanzamiento rondaba los 225$ y se anunció como una revolución alternativa a los sistemas clásicos, el cassette y el disco.

El QDD (Quick Data Drive) no era más que un dispositivo algo más pequeño que el lector de cassette el cual se conectaba directamente al puerto del cassette del Commodore, si necesidad de ninguna fuente de alimentación externa. Pero además también permite  conectar a si mismo el datassette facilitando de esta forma que con el único puerto del commodore se pudieran compartir ambos periféricos para su uso.

Microwafer - QDD¿Entonces si no utilizaba ni cassette ni disco, que usaba? El QDD se valía de un soporte magnético llamado Microwafer. Un cartucho rígido con una cinta de recorrido sin fin en su interior y cuya capacidad variaba entre 16, 32, 64 y 128 Kbytes. Siendo capaz de almacenar hasta 255 archivos de forma secuencial en la versión de microwafer más grande. Su aspecto físico vendría a ser como una pequeña cinta de video donde la solapa actúa de protección antiborrado.

 

 

 

Entre las principales características de este hardware encontramos las siguientes:

  • La velocidad de lectura era de 14 Kbits/seg. Llegando a ser hasta casi 15 veces más rápido que un lector de datassette.
  • Dispone de un conector para duplicar su conexión, en la que poder conectar un datassette o otra unidad QDD.
  • Solo es compatible con C64 y Vic-20
  • Utiliza los cartuchos Microwafer para el almacenamiento de datos.
  • Su utilización solo puede ser a través de su propio sistema operativo, llamado QOS (Quick Operating System). Ofrecido junto con el Quick Data Drive.

 

Conectividad Quick data drive - Commodore

Ejemplo de la conectividad del Quick Data Drive

 

 

En cuanto a su funcionamiento, el Quick Data Drive una vez lo instalábamos, se introduce el cartucho con el sistema operativo encargado para su uso, permitiendo que la velocidad de lectura aumentara y cargara el programa FMU (File manager Utility) El programa de tipo menú para su manejo.

Una vez cargado, permite hacer operaciones como la transmisión de ficheros desde el microwafer al disco, a la cinta o a otro Microwafer y viceversa para todos los casos.

Eso si, antes de poder utilizar cualquier Microwafer había que prepararlo formateando la cartucho. Luego ya estaría listo para escribir, leer y borrar cualquier información sobre el mismo.

A pesar de todas estas ventajas aparentes, no fue un producto para el gran mercado. Ya que ni los fabricantes de software o juegos apostaron por él, ni tampoco su precio elevado ayudaría a aumentar sus ventas. Además, el elevado coste de las Microwafer, unos 139,95$ tampoco acompañaban.

Sin embargo el Quick Data Drive, conforme evolucionaba el mercado bajo de precio para ser más competitivo, llegando a estar sobre los 85$. Al mismo tiempo se  comercializó junto con ofertas en paquetes de software para hacer las ventas más atractivas, como por ejemplo: Microwafer office: 139,95$, Microwafer Teacher: 129,95$, Mircowafer enterteinament: 119,95$ (cada uno con diferentes aplicaciones para su uso).

Este sistema de almacenamiento no llegaría muy lejos, además que conforme se pasaba el tiempo se demostraba que las Microwafer no eran tan fiables y su uso no arraigo más que para unos pocos, sobre todo profesionales con necesidades más específicas.

En cuanto a nuestro país, este dispositivo llegaría  aparecer publicitado y/o analizado en algunas de las revistas especializadas para Commodore.

Anuncio Quick Data Drive - 01

 

Pero ya se mostraba con su precio más bajo. Es decir, el QDD se vendía por unas 26.700 Pts  y las Microwafer (cartuchos) rondaban las 1.190 Pts por ejemplo el de 32 kbytes (precios aproximados del año 1986). Precios que si los comparamos con los de las unidades datassettes (alrededor de  10.000 Pts) o las unidades de disco (como la 1570 sobre unas 55.000 Pts) parecía una alternativa muy competitiva, por lo menos económicamente hablando. Una alternativa que sin embargo no llegaría a termino salvo para unos pocos. También hay que tener en cuenta que ya por entonces el mercado empezaba a cambiar y un nuevo horizonte se presentaba con nuevos modelos, el futuro venía con fuerza. 

 

Frontal quick data drive

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

clear formSubmit